Publicaciones

Facsímiles

ANTIFONARIO VISIGÓTICO MOZÁRABE DE LA CATEDRAL DE LEÓN

Autor: Ismael Fernández de la Cuesta (introducción, índices y edición) Nº: 614F006

Fotografía del producto Precio: 75 € Socios: 55 €

El canto mozárabe, designado más precisamente como canto viejo-hispánico o visigótico, es uno de los pocos temas estelares de la música española que ocupa un lugar destacado, el que le corresponde, como un capítulo importante en el canon admitido de historia de la música.

La investigación sobre los cantos de las liturgias cristianas ha estado especialmente centrada y enfocada en la tradición escrita de los manuscritos más antiguos que diversamente transmiten dichos cantos. Estudios muy depurados de codicología, de paleografía, de semiología gráfica musical sobre las fuentes que nos transmiten la eucología y el canto litúrgicos han permitido descifrar muchos enigmas sobre la naturaleza del canto litúrgico y sobre sus modos de perpetuación y de transmisión. La dirección del foco de estudio hacia los testimonios escritos de la Edad Media, limita todavía un campo muy vasto de investigación, notablemente sobre los procesos constructivos de los repertorios y su pervivencia en la tradición oral, así como la posible conexión y mutua influencia entre ellos. A ello contribuye especialmente el hecho de que el investigador dispone de una abrumadora información manuscrita sobre el canto gregoriano perteneciente al período medieval, en contraste con las escasas fuentes que transmiten otros repertorios litúrgicos.

La Sociedad Española de Musicología, el Cabildo de la Catedral de León y el Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música del Ministerio de Cultura de España se han puesto de acuerdo para llevar a cabo la edición facsímil del Antifonario Visigótico Mozárabe de la Catedral de León (Ms. 8), la joya de los antifonarios latinos, tal como fue designado por Louis Brou.

El Antifonario mozárabe de la Catedral de León, también conocido simplemente como Antifonario de León, es un manuscrito que contiene los cantos de las celebraciones de la Liturgia hispánica o mozárabe.

El manuscrito posee 306 folios de pergamino (330 x 240 mm), generalmente escritos a una sola columna y en letra visigótica; 22 de los folios contienen miniaturas.

Fue copiado en el año 1069 por el abad Totmundo, en el monasterio leonés de San Cipriano de Condado y se lo dedicó al abad Ikila, que llegó a ser obispo de León. En una nota en el folio 25, se dice que fue copiado directamente de otro manuscrito de la época del rey Wamba en el año 672. Actualmente se encuentra en laCatedrald e León.

El manuscrito comienza, como es habitual en muchos códices españoles de la alta edad media, con una Cruz de Oviedo (en recuerdo, según la leyenda, de la que se le apareció al rey Pelayo en la batalla de Covadonga) y una miniatura en la que se ve al copista, Totmundo, entregando el libro una vez terminado, al abad Ikila. Totmundo lleva sobre la cabeza el pronombre ille en señal de humildad. Esta representación de la entrega de la obra acabada era también muy frecuente en los primeros incunables.

El libro contiene las antífonas cantadas en las fiestas del ciclo litúrgico y de los santos. Es el único antifonario mozárabe que nos ha llegado completo. De otros antifonarios mozárabes, como los dos de Silos, el de San Juan de la Peña o el de San Zoilo de Carrión sólo se han conservado pequeños fragmentos.

El antifonario presenta la notación musical en neumas sin pentagrama, en notación visigótica, y no ha podido ser descifrada hasta el momento, a pesar de los esfuerzos realizados por los musicólogos. Contiene muchas ilustraciones, especialmente escenas de la vida de Jesús. Algunas letras poseen entrelazados que recuerdan mas al arte carolingio que al visigótico.

En colaboración con el Instituo Nacional de las Artes Escénicas y de la Música (INAEM) y la Dirección General del Libro, Archivos y Bibliotecas, del Ministerio de Cultura, y el Cabildo de la Santa Iglesia Catedral de León.

2011 / 620 páginas